mcrblg-header-image

search

Cultura gratuita al alcance de todo el mundo


Hay una gran polémica con los límites de la gratuidad en Internet, entre otras cosas porque muchos son los que piensan que cualquier cosa que se produce, sea un libro, sea una serie, sea una película, debe estar disponible gratuitamente para el gran público, que la consume sin pagar nada a cambio y da sus valoraciones en la Red de redes. El asunto no es baladí, entre otras cosas porque algunos, tras verse una temporada entera de series de forma gratuita, son capaces de opinar en contra de lo que han visto. Es decir, no han aportado nada y, además, sus críticas son demoledoras.refranes

¿Tiene que tener límites la propiedad intelectual? ¿Son represivas las leyes de países como Estados Unidos o Francia o, por el contrario, protegen a todo aquel que crea un producto por el que, lógicamente, quiere cobrar?

Es obvio que todos los que tenemos un oficio exigimos y reclamamos el pago que nos es debido. Pues bien, los escritores, los artistas, los cineastas, viven precisamente de crear y cobrar por ello. A ciertas personas les parece un asunto vil, pero nosotros pensamos que la cuestión está clara: estas personas tienen que estar protegidas para que su dedicación a la cultura, a eso que a  todos nos atañe, llegue de forma directa y clara a todos los rincones.

En cualquier caso, claro que hay trozos de cultura accesible, gratuita y legal. Hay páginas donde se pueden descargar libros que podemos leer sin tener la sensación de estar atracando al que lo ha escrito, Webs en donde grupos musicales ofrecen su música gratis y sin impedimentos o sitios donde se pueden leer todos los refranes gratis que queramos, asumiendo así la importancia de la cultura popular.

¿Qué se puede hacer? ¿Ponemos puertas al campo o es absurdo? Es obvio que la inmensidad de las tres W resulta un problema para legislar convenientemente los derechos de autor. Además, no son pocos los que defienden, con uñas y dientes, que todo lo que alguien hace y crea tiene que estar disponible para engrandecer la cultura de la sociedad. Insistimos, tal afirmación nos parece muy osada porque hay que valorar el trabajo en su justa medida y abonarlo con conocimiento de causa. Pongamos por caso que tal forma de pensar se extendiera y, en beneficio de la sociedad, los médicos o los enfermeros no cobrasen. O los profesores. O los fontaneros, ¿por qué no?

Nosotros, desde luego, apostamos por pedir a la gente, de entrada, sentido común. Por supuesto, no somos defensores de lo gratis total, pero nos gusta que alguien tenga espacios donde poder expresar lo que hace, que la gente lo pueda paladear y lo valore. Pero siempre dentro de la legalidad, porque todos tenemos derecho a ganarnos la vida…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

close
search
Transfers Aeropuerto
Tarjetas de PVC
Nutricionista Deportivo en Murcia
avatar

Hi, guest!

settings

menu